resiliencia psicologia terapeutas.net

La resiliencia es una cualidad especial en los seres humanos. Ser resiliente consiste en la capacidad para entender, soportar y superar circunstancias adversas. Es una fuerza interior que nos impulsa a no rendirnos, a seguir adelante y salir robustecidos de las experiencias negativas de la vida.

Ante eventos complicados, una persona resiliente afronta con fortaleza, esfuerzo y esperanza las situaciones y al superarlos logran un crecimiento y desarrollo personal mucho más maduros. Todo ello, sin llegar a romper las normas ni los principios sociales y morales generalmente aceptados.

Técnicas para mejorar la resiliencia

Los especialistas aún no llegan a un acuerdo en este sentido. Unos insisten en un inapelable origen genético de eso que llamamos resiliencia. Como un componente esencial innato para la supervivencia y para la conservación y perpetuidad de la especie, basado en la adaptación al medio ambiente.

Mientras que otros están convencidos que es una condición que se nutre de lo cultural, de lo aprendido en familia o en sociedad y de fortaleza particular pertinente.

Además, consideran que es una cualidad individual y una fortaleza propia y exclusiva de las personas con una adecuada autoestima y confianza en ellos mismos. La consideran una virtud de aquellos llenos de optimismo, de esperanza y de fe, que hacen importantes esfuerzos para superar las adversidades de la vida.

Por otro lado, hay especialistas y estudiosos, que piensan que la resiliencia es una conjunción armónica y maravillosa de componentes genéticos y de influencias culturales.

Ejemplos de conductas resilientes

Independientemente de su origen genético, cultural o de la combinación de ambos, existen unas características especiales que poseen las personas con esta capacidad.

El conocimiento de estas características puede ser útil no solo para el estudio y entendimiento de la resiliencia, sino también para aprender a cultivar esos factores que permiten tan impactantes resultados.

Actitud positiva

Tiene que ver con la relación con uno mismo, la relación intrapersonal y de ese diálogo interno. Esta actitud nos ayuda a entender y superar las circunstancias negativas, nos permite entender y aceptar los cambios y manejar con acierto nuestras propias emociones, en la seguridad de que con esfuerzo, autoconfianza, perseverancia y hasta resignación, saldremos adelante y fortalecidos.

Optimismo

Las personas resilientes son naturalmente optimistas. Ven la vida desde la perspectiva del “yo sí puedo”. “Ven el vaso casi lleno”, cuando los demás lo ven casi vacío, a pesar de que realmente el vaso esté a medio llenar. No es casual que más del 95% de las personas exitosas sean optimistas.

Autoestima

Los seres humanos resilientes tienen una adecuada imagen de ellos mismos. Esto les permite entender las grandes cosas de las que son capaces de hacer. También les permite establecer relaciones más constructivas buscando pares que fortalezcan sus cualidades y capacidades.

La visión adecuada de ellos mismos, les enseña a vencer las dificultades y a no rendirse, convencidos de que esa confianza en ellos mismos les será de gran ayuda para superar circunstancias adversas graves.

Perseverancia

Otra de las características de los resilientes es la perseverancia. La permanencia de sus sueños y anhelos en el tiempo. Es esa constancia lo que los ayuda grandemente a lograr sus metas y objetivos de vida.

Empatía

Entendida como ponerse en el lugar de los demás, ponerse en los zapatos de los demás, les ayuda a comprender mejor al resto de las personas desarrollando lazos de afecto y de solidaridad que le ayudarán a vivir y sobrevivir en sociedad. El humano resiliente, no sólo “se pone los zapatos de los demás, sino que camina con ellos”.

Autonomía

No solo se vale por sí mismo, sino que tiene la independencia tal de no involucrarse innecesariamente en situaciones conflictivas innecesarias.

Proactividad

Esta es una importante característica. Ser proactivo es estar orientado a la acción, es tener iniciativas y buscar oportunidades. Es la búsqueda de soluciones evaluando opciones en vez de resignarse y culpar al mundo por sus supuestas desgracias.

La resiliencia es una importante cualidad y capacidad de los seres humanos, que nos permite entender y superar los problemas y seguir adelante saliendo robustecido de la experiencia.

¿Te puedo ayudar?