montessori hogar terapeutas.net

Desde hace un tiempo ha habido un interés creciente por la aplicación del método
Montessori al hogar. Se trata de un método educativo  que utiliza el entorno como herramienta de
aprendizaje. Gracias a sus buenos resultados, son muchos los padres que quieren implementar este modelo en sus
propias casas creando un ambiente preparado.

¿Qué es el método Montessori?

El método creado por María Montessori (pedagoga, médica, psicóloga y psiquiatra),
establece
en el aula un espacio de libertad para que los niños aprendan de una manera más estimulante e
innovadora,
donde todo a su alrededor propicia el aprendizaje. El niño puede elegir lo que despierta su
interés y concentrarse en su propio proceso. Así mismo crea un nuevo concepto pedagógico
dejando atrás la educación tradicional.

A simple vista podemos ver un aula con distintos elementos, más o menos decorativos. Sin embargo, el método Montessori es mucho más. Cada pieza, cada elemento, cada mueble y
objeto está ahí por una razón. Todos son herramientas que potencian el aprendizaje,
despiertan la curiosidad y permiten que los niños se diviertan y favorecen la adquisición de
conocimientos.

El método Montessori en casa

Seguramente hayamos visto en folletos y anuncios las “literas Montessori”, estanterías,
juguetes… Son elementos y mobiliario que facilita el acceso y la autonomía de los niños.
Sin embargo, estos objetos por sí solos no proporcionan una experiencia de aprendizaje según
las directrices del método Montessori. De hecho, María Montessori no especificó instrucciones
para adaptar su método pedagógico al hogar ya que se centró en crear un espacio de
aprendizaje libre en el aula.

Autonomía, respetar ritmos y libertad para aprender

Las directrices son muy claras, y si nos lo tomamos en serio, y toda la familia está
comprometida con la idea de crear un hogar estilo Montessori, no se trata tanto de comprar
todos los muebles y productos que nos quieren vender como “Montessori”. Todo ese mobiliario,
si no está bien aprovechado y formando parte de unas pautas, no tendrá mayor propósito que
cualquier otro mueble.

  • Autonomía : Si nos fijamos, los muebles que se promocionan como este modelo pedagógico tienen algo
    en común. Permite a los niños acceder a ellos, alcanzar los objetos, subir y bajar sin ayuda.
    Ellos son los protagonistas de su aprendizaje así que las
    herramientas y catalizadores deben estar a su alcance. En definitiva ayudan al niño/a
  • Orden: Es primordial que cada cosa tenga su lugar y el orden se respete siempre. Los
    objetos deben colocarse clasificados según sus características. No se trata de meter
    todos los juguetes en un cesto en un armario o debajo de la cama para que parezca que
    todo está en orden. Se trata de tener las cosas necesarias siempre en su sitio.
  • Seguridad: Los muebles y objetos deben permitir al niño autonomía, pero, sobre todo,
    ser seguros para que pueda manipularlos sin peligro. Deben poder adaptarse a sus
    diferentes etapas de crecimiento y a su proceso de descubrimiento del mundo.

Consejos para tener un dormitorio Montessori

Siguiendo las directrices que hemos visto, podemos resumir algunos consejos para
propiciar un espacio de aprendizaje en el dormitorio del niño.

  • La cama debe estar baja o a la altura del suelo. El niño puede subir y bajar sin peligro y sin ayuda.
  • Una mesa y una silla a su altura, que permite sentarse con autonomía.
  • Un espejo de seguridad, con una barra que le permita verse reflejado cuando quiera sin peligro.
  • El armario facilitará el acceso a la ropa del niño, para que pueda elegir y ponerse él mismo
    las prendas.
  • Las estanterías o cestos permitirán que pueda acceder a los cuentos y juegos
    educativos a su ritmo, cuando lo necesite.

No es fácil adaptar una casa al estilo Montessori, pero sin duda es un compromiso que favorece el desarrollo
del niño, su autonomía y su forma de descubrir el mundo.

¿Te puedo ayudar?